El factor De la Cuesta


 delacuesta_fin.jpg
De la Cuesta ha regresado con hambre, con ganas de jugar, hacerlo bien y sentirse importante

El Cádiz se ha mostrado en las tres últimas jornadas bastante más fiable y más seguro en defensa y gran parte de la culpa la tiene el colombiano José Julián De la Cuesta. De encajar nueve goles en tres partidos (dos contra el Recreativo de Huelva, tres contra el Albacete y cuatro contra el Cartagena), el equipo ha conseguido encajar sólo uno en otros tantos partidos. Coincidencia o no (pues también hay que reconocer el gran trabajo del capitán, Andrés Fleurquin, en el centro del campo para justificar el buen nivel defensivo del equipo, además de la impecable labor de los laterales) el caso es que desde que De la Cuesta forma parte del once titular, la situación es otra.Después de permanecer prácticamente inédito esta campaña (y la anterior) por culpa de las lesiones, el defensa central colombiano se ha asentado en el equipo y ha formado una pareja de centrales estable con Dani Fragoso. Parece que por fin uno de los mayores quebraderos de cabeza del entrenador, el conformar una dupla de defensas fiable y que aporte seguridad tanto al portero como al resto del equipo, se ha conseguido. Cinco parejas de centrales diferentes se han probado esta temporada, con escaso éxito: Fragoso-Álvaro Silva (veinticinco goles en dieciocho partidos), Mansilla-Fragoso (un gol en un partido), Mansilla-Álvaro Silva (trece goles en seis partidos), Mansilla-Raúl López (cinco goles en dos partidos) y Álvaro Silva-Raúl López (cuatro goles en un partido). Hasta llegar a la formada por De la Cuesta y Fragoso que, de momento, está dando resultado. De la Cuesta ha regresado con hambre, con ganas de jugar, hacerlo bien y sentirse importante. Y poco a poco lo está consiguiendo. El colombiano tiene veteranía y buena planta para jugar atrás y ser el líder de la zaga. Ante el Rayo Vallecano rayó a un nivel altísimo, cortando todas las acometidas de los delanteros rivales, siendo solidario con Dani Fragoso (con el que se está complementando bien) y cortando jugadas de peligro antes de que llegaran a las inmediaciones del área de Casilla. Sólo pudo marcar de falta directa el Rayo Vallecano, lo que habla muy bien del trabajo defensivo de De la Cuesta y, en general, de todo el equipo. celebracion.jpgSobrevivió al infierno de Irún, siendo vital para mantener la portería a cero en un encuentro en el que dicha hazaña parecía imposible. Estuvo sobresaliente en el corte, en el cuerpo a cuerpo con los rivales y no se complicó para despejar el peligro. La extrema dureza del partido hizo que fuera sustituido antes de tiempo por Álvaro Silva, lo que indica que De la Cuesta lo dio absolutamente todo para sacar un punto del Stadium Gal.Contra el Castellón, mantuvo el mismo nivel de juego: contundente atrás, sin complicaciones a la hora del despeje (quizás una de sus mayores virtudes en estos momentos) y seguro. Además, por si fuera poco, marcó el gol de la victoria. Después de un saque de esquina que se paseó por los dominios del Castellón y que Lledó acertó a despejar de puños, Cifuentes recogió el rechace y envió un balón al corazón del área donde De la Cuesta sólo tuvo que rematar a portería para marcar. Un gol que a la postre significarían tres puntos para el Cádiz. Hasta que se lesionó de gravedad, fue un defensa central clave en el Valladolid de Mendilíbar, que batió todos los récords posibles en la categoría de plata del fútbol español y que logró ascender a Primera. Ahora, su experiencia y su concurso son vitales para que el equipo salga de la comprometida situación que atraviesa en la clasificación. Su titularidad es una apuesta arriesgada de Víctor Espárrago que parece haber salido bien: después de meses sin jugar y sin apenas rodaje, se ha acoplado perfectamente al equipo. Si el físico le aguanta, no cabe duda de que tendremos en la De la Cuesta-Fragoso la pareja de centrales que el Cádiz necesita de aquí a final de temporada. El próximo fin de semana, en el Ruiz de Lopera, tendrá ante sí una prueba de fuego. Que el Cádiz consiga parar a los Jonathan Pereira, Emaná o Sergio García dependerá, en gran medida, del buen hacer de De la Cuesta en Sevilla.

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *