Cuando el 9 llega a 10

 cadiz_pachon_belmonte.jpg
 Pachón en Parla con un servidor. Todavíano se había estrenado en competición liguera.

Sergio Pachón consiguió un doblete en Carranza contra el Caravaca. Su segundo con la elástica cadista, tras el logrado en la primera vuelta en el Ciudad de Puertollano. El atacante madrileño, gracias a sus dos goles de esta jornada, iguala a Enrique como máximo artillero del equipo, con diez goles cada uno.

Pachón llega así a la cifra doble, a las diez dianas. Algo que hacía dos temporadas que no lograba ningún artillero cadista. El madrileño parece llegar al tramo final de temporada preparado, con la pólvora más que cargada, como él mismo reconoció a Punto Radio al término del partido. Importante es que el goleador llegue a la cifra doble, por toda la confianza que acaba generando esto tanto en él como en el equipo.

En los últimos ocho años no ha sido habitual que un delantero del Cádiz lograra llegar a los dos dígitos a nivel anotador. Con Pachón, son cuatro los goleadores capaces de hacer diez o más goles en las últimas temporadas. Esto ha provocado que el peso goleador lo hayan tenido que llevar futbolistas que, si bien tenían un perfil eminentemente ofensivo, no eran depredadores del área, como Jonathan Sesma (que llegó a catorce en la temporada 2004-2005) o Lucas Lobos. Que el nueve llegue a diez goles es señal de que existe en la plantilla un auténtico referente ofensivo, lo que hace que otros jugadores no se vean forzados a asumir roles que, en teoría, no les corresponden.

Esta temporada ha habido cuatro arietes en la plantilla. Los cuatro se estrenaron en partido oficial (aunque Daly jugara algunos minutos nada más) pero sólo han visto puerta Pachón (diez dianas) y Antonio Moreno (un gol) Ambos, con perspectivas de incrementar su cuenta goleadora. El estado de forma de Pachón es propicio y, si las lesiones le respetan, Moreno cantará algún gol más de aquí a final de temporada)

La pasada campaña hubo cuatro delanteros en nómina: Ogbeche, Diego Tristán, Toedtli y Ramis. Ninguno de ellos alcanzó la decena de goleas, a pesar de que Ogbeche estuvo cerca. El nigeriano se quedó en nueve tantos, y si no marcó más fue por culpa de la larga (y sospechosa) lesión que tuvo. Diego Tristán se quedó a un gol de Ogbeche. Anotó ocho. En su caso, fue la desconfianza (y no las lesiones) la que provocó que no llegara a los diez tantos. No jugó de manera continuada y no fue hasta las últimas jornadas cuando logró asentarse en el equipo. Tanto Gracia como Espárrago prefirieron a Toedtli antes que al sevillano. El argentino, muy lastrado por sus problemas físicos, dio absolutamente todo lo que tenía: hizo seis goles, cifra más que meritoria. El último fue Jonathan Ramis, que llegó de Peñarol con fama de ver puerta con facilidad y se marchó sin demostrar nada. Sólo marcó en el Nuevo Colombino.

cadiz_toedtli.jpgToedtli, el record en la 2008-2009

La mejor temporada, en lo que a goles por parte de los delanteros cadistas se refiere, fue la 2008-2009. De tres delanteros que había en la plantilla, dos llegaron a la cifra doble. Mariano Toedtli demostró que era todo un matador, logrando diecisiete goles, la mejor cifra alcanzada por un delantero del Cádiz en los últimos años. Un nueve dominante, una auténtica referencia en ataque, que fue clave en los esquemas de Javi Gracia. El argentino estuvo bien secundado por Borja Rubiato, que marcó diez goles sin ser el delantero titular. Manu Barreiro, tercero en discordia aquella temporada, pudo marcar un gol.

La aciaga temporada del descenso a Segunda B, la 2007-2008, también fue negativa en la cifra anotadora de los delanteros. Cinco delanteros. Sumando los goles conseguidos por cada uno de ellos, se llega a veintidós goles. La mayoría los firmó Dani, héroe bético cedido al no tener sitio en el conjunto verdiblanco. Dani demostró ser un jugador luchador, con todas las virtudes y defectos de los que había hecho gala en su carrera anterior. Fue quien llevó el verdadero peso en ataque del equipo y el único delantero de aquella temporada capaz de marcar diez goles. Puede considerarse que, si hubo un delantero cadista que cumpliera aquella triste campaña, ese fue Dani.

Principalmente, porque sus otros compañeros no dieron todo lo que podían haber aportado. Gastón Casas llegó a Carranza con fama de haber sido un goleador contrastado. No en vano, cuajó buenas temporadas en el Betis y el Recreativo de Huelva. Sin embargo, su paso fue impropio de su currículum. Cinco goles en treinta partidos, dejando tras de sí una estela de indolencia que lo enemistó con la grada. Peor fue la trayectoria de Bangoura, fichado en el mercado invernal: un gol y un turbio escándalo personal que provocó que abandonara la nave antes de tiempo. Natalio, el otro fichaje invernal, comenzó con fuerza. Sin embargo, se dejó llevar y adquirió la tónica general de todo el equipo. Marcó cinco goles. Barreiro, que llegó para el filial en invierno procedente del Algeciras, marcó un gol.

cadiz_sesma_rosal.jpgSesma, tres años seguidos siendo el máximo goleador

En la temporada 2006-2007 ninguno de los delanteros fue capaz de superar los cinco goles. El máximo artillero acabó siendo Jonathan Sesma, con nueve goles en su haber. Óscar De Paula llegó como un fichaje estelar, procedente de la Real Sociedad. En Carranza, a pesar de pelear y luchar, sólo fue capaz de anotar cuatro goles. Peor rendimiento goleador dieron Acuña (que debutaba aquel año con el equipo) y Medina. Ambos anotaron dos goles.

En Primera División tampoco dieron el rendimiento deseado los arietes. El máximo artillero fue Medina, con cuatro goles. Inolvidable su gol en el Santiago Bernabéu, que daba la victoria al Cádiz de manera momentánea en el templo del madridismo. Mirosalvjevic fue autor de tres goles: al Barcelona, al Getafe y al Málaga. Por su parte, Oli marcó un gol. Los máximos goleadores de aquella temporada en la élite fueron Jonathan Sesma y Lucas Lobos, ambos con siete tantos.

La temporada del ascenso Oli estuvo cerca de superar la barrera de los diez goles. El asturiano se quedó en nueve dianas, siendo el último el de mayor importancia: abrió la lata en Chapín e inició el camino del regreso a Primera División. También se vio superado por Jonathan Sesma, que anotó la friolera de catorce goles. Mirosalvjevic, en su primera campaña, no pudo arrebatarle la titularidad a Oli. Marcó cinco goles, dejando para el recuerdo un hat-trick en el set que el Cádiz le endosó en Carranza al Valladolid. Manolo De Gomar, hoy en las filas del Roquetas, fue autor de dos goles.

Cinco delanteros hubo en la temporada 2003-2004, la del regreso a Segunda División tras pasar por el infierno de la división de bronce. Sólo Oli, recién fichado del Oviedo, superó la cifra de los diez goles. El ovetense logró once dianas. Lo secundó Ibán Espadas, llegado en el mercado invernal, con cuatro goles. Obiorah hizo otros dos goles, mientras que ni Armada ni Babangida pudieron estrenarse con la elástica amarilla.

Analizando los promedios goleadores de Pachón y los delanteros cadistas antes mencionados, el ariete madrileño ocuparía el cuarto lugar, con 0,312 goles por partido.

Temporada

Jugador

Goles

Partidos

Promedio

2008-2009

Toedtli

17

31

0,54

2008-2009

Rubiato

10

30

0,33

2009-2010

Ogbeche

9

28

0,321

2010-2011

Pachón

10

32

0,312

2003-2004

Oli

11

37

0,297

2007-2008

Dani

10

35

0,285

2009-2010

Tristán

8

29

0,275

2007-2008

Natalio

5

21

0,238

2003-2004

Ibán Espadas

4

16

0,25

2005-2006

Mirosalvjevic

3

12

0,25

2004-2005

Oli

9

40

0,225

2005-2006

Medina

4

18

0,22

2009-2010

Toedtli

6

29

0,206

2004-2005

Mirosalvjevic

5

25

0,2

2004-2005

De Gomar

2

11

0,18

2007-2008

Gastón Casas

5

29

0,172

2007-2008

Manu Barreiro

1

7

0,14

2006-2007

De Paula

4

30

0,133

2003-2004

Obiorah

2

16

0,125

2007-2008

Bangoura

1

10

0,1

2006-2007

Acuña

2

23

0,086

2009-2010

Ramis

1

12

0,083

2006-2007

Medina

2

27

0,074

2008-2009

Manu Barreiro

1

15

0,06

2005-2006

Oli

1

29

0,034

2003-2004

Armada

0

8

0

2003-2004

Babangida

0

14

0

 

Autor:Belmonte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *